Dependencias postales, Historia Postal — 4 de diciembre de 2013

Rutas postales del Pacífico Sur 1810-1820

por

Rutas de correspondencia del Pacifico sur en los últimos años de la época colonial de América                 (1810- 1820). La guerra de España contra Francia, después de la invasión de Portugal y el levantamiento del 2 de mayo de 1808, dejó sin comunicación logística las colonias americanas con la península, esto pudo motivar que al poco tiempo se produjeran  movimientos independentistas, primero en Colombia (Provincias Unidas de la Nueva Granada), con hostigamientos a las fuerzas realistas a partir del año 1810 y simultáneamente en Argentina (Provincias Unidas del Río de la Plata).  Estas guerras provocaron que las vías de comunicación habituales de España con el virreinato del Perú, que eran en orden de importancia:

-       La vía de La Habana – Cartagena de Indias – Santa Fe – Quito – Piura – Lima.
-       Id. Buenos Aires – Potosí – Lima.
-       Id. Buenos Aires – Cordillera – Chile – Lima (marítima).

Quedasen cortadas para el transporte de la correspondencia a finales del año 1810.

Existía otra ruta que era la del cabo de Hornos, si bien su uso era esporádico, solo podía efectuarse en el verano austral, por lo que no tenía regularidad necesaria para el transporte del correo y se efectuaba mediante barcos mercantes solo unos meses al año.

La vía de Cartagena dejó de utilizarse a finales del año 1810, una de las últimas cartas circuladas por esta vía, sino la última, es la mostrada a continuación:

20 de octubre de 1810. Sobrescrito con texto de Lima a Valencia, con la marca PERÚ de Lima y marca de porteo 8Rs de Valencia, que se corresponde con un porte sencillo de 8 reales de vellón para un peso de la carta hasta 5 adarmes, según tarifa de 1807. La carta se recibe en Valencia el 22 de junio de 1811 (nota en el interior).

20 de octubre de 1810. Sobrescrito con texto de Lima a Valencia, con la marca PERÚ de Lima y marca de porteo 8Rs de Valencia, que se corresponde con un porte sencillo de 8 reales de vellón para un peso de la carta hasta 5 adarmes, según tarifa de 1807. La carta se recibe en Valencia el 22 de junio de 1811 (nota en el interior).

El administrador de la oficina principal de Lima en esa época (1810) era Félix de la Roza (Rosa) y Queipo de Llano, nacido en Girona y que había sido administrador principal de Montevideo, haciéndose cargo de la de Lima el 21 de junio de 1803, a la muerte de Antonio de Pando. Éste determina que para continuar con las comunicaciones de Lima (y el virreinato) con España es necesario disponer de una nueva ruta y para ello manda habilitar y construir unas embarcaciones que comuniquen El Callao con Panamá, aunque finalmente se decide el puerto de Paita en lugar del primero.

La primera acción de Félix de la Roza es abrir una estafeta terrestre y marítima en Paita. Hasta entonces la correspondencia de esta zona se efectuaba desde la población más cercana, que era Piura, a excepción del periodo de 1772-1774 que actuó de forma independiente, pero luego se cerró. La nueva estafeta se crea en noviembre de 1810, con el nombramiento de un administrador llamado José Ruiz Moxica, que estuvo al frente aproximadamente un año, siendo sustituido por Manuel González Otoya.

Para el funcionamiento de la estafeta hacían falta cuños para marcar la correspondencia, Félix de la Roza los encarga y además los relaciona como gastos:

En las cuentas de Lima[1] se encuentra un recibo del platero que nos informa de la creación de la nueva estafeta de Paita y también de la de Supe, con la confección de los sellos con las inscripciones: PAITA y FRANCA.

Recivi de la Admon Pral de Correos de esta capital, cincuenta ps qse me pagaron pr la echura de quatro sellos para las nuebas estafetas establecidas en Payta y Supe, y para que conste lo firmo por duplicado. Lima y Octubre 10 de 1810. Son 50 ps                                                                                Ramon Montano

Más tarde se confecciona el de CERTIFICADO

Recivi de la Admon Pral de Correos de esta capital, doce pesos, quatro reales por la echura de un sello de CERTIFICADO para la  estafeta de Payta,y  pa  qe conste lo firmo por duplicado. Lima y Octubre 19 de 1815. Son 12 ps  4 rs.                                                                                              Ramon Montano

Félix de la Roza quería tener embarcaciones que fueran propiedad de la Real Renta de Correos, y así disponer de ellos para realizar los viajes desde Paita a Panamá y viceversa de forma regular. La primera acción fue habilitar y construir dos embarcaciones, uno de ellas un bergantín nombrado Fernando 7º y el otro Bolador. El primero empezó el servicio en el mes de octubre de 1811, transportando cuatro cajones de correspondencia a Panamá y continuando en los años siguientes con nuevas embarcaciones, así en 1812 estaban las nombradas Abascal y Fernando 7º; en 1814 las nombradas Abascal y Goyaneche, que hicieron cuatro viajes redondos entre Paita y Panamá; el año siguiente el paquebote Goyaneche fue sustituido por uno llamado Sacramento, y que junto con el Abascal hicieron 5 viajes redondos.

El administrador Félix de la Roza informó el 9 de diciembre de 1811 al Director General de la Real Renta de Correos, de la creación de la estafeta de Paita y el establecimiento de la vía marítima de Paita a Panamá, pidiendo además su aprobación. España se encontraba en guerra con Francia en estos años, finalmente la Junta de Gobierno, establecida en Cádiz, le envía una carta el 21 de octubre de 1812, firmada por la Regencia el Reino, dando su aprobación a una medida realizada dos años antes.

Los días de salida y llegada de estas embarcaciones era conocido por el público y mucho de ellos ponían en el frente de la carta el nombre del barco con el que querían se trasportase, tal como vemos en la carta adjunta:

10 de mayo de 1812. Sobrescrito con texto de Lima a Cádiz, transportado por la corbeta Abascal, con la marca PERÚ de Lima y marca de porteo 8Rs de Cádiz, que se corresponde con un porte sencillo de 8 reales para un peso de la carta hasta 5 adarmes, según tarifa de 1807.

10 de mayo de 1812. Sobrescrito con texto de Lima a Cádiz, transportado por la corbeta Abascal, con la marca PERÚ de Lima y marca de porteo 8Rs de Cádiz, que se corresponde con un porte sencillo de 8 reales para un peso de la carta hasta 5 adarmes, según tarifa de 1807.

La duración del trayecto era muy variable en función de la época del año y también de los vientos y corrientes marítimas; como norma general se tenía:

-     De Paita a Panamá ………… 11 a  16 días
-     De Panamá a Paita …………..9 a 18 días

El viaje de Lima a Paita (terrestre) y viceversa tardaba de 12 a 14 días.

La correspondencia una vez llegada a Panamá, que se encuentra en el Pacífico, debía conducirse hasta el océano Atlántico, y para ello seguir la ruta del río Chagres hasta Portovelo y allí era recogida o entregada por navíos de la marina española. Para este servicio Félix de la Roza tuvo que habilitar una organización y pagar sus servicios, como consta en los gastos que presentaba anualmente.

En el año 1816 las tropas realistas al mando del general Pablo Morillo reconquistaron por espacio de unos dos años Nueva Granada, pero no consta que en este periodo se habilitara de nuevo la ruta terrestre de Piura- Quito – Santa Fe – Cartagena de Indias, por lo que la correspondencia siguió mandándose por vía marítima hasta Panamá y como veremos, también a México.

En el transcurso de los años crecieron los conflictos independentistas, el 12 de febrero de 1817 el administrador principal de la Real Renta de Correos de Santiago de Chile, Juan Antonio Iñigo Ruiz, se trasladó a Lima, abandonando la administración de Santiago como consecuencia de las luchas.

En estos años había otras vías para el transporte de la correspondencia desde el Pacífico a España y eran las vías de México y Guatemala, ambas de larga duración, pero que eran utilizadas cuando se quería asegurar que alguna carta llegase al destinatario, como el ejemplo de la carta adjunta:

c.a. 1818. De Paita a Cádiz, via México(imagen 3). El manuscrito “5” indica el porte doble a pagar por el remitente, 5 reales de plata. Como se paga en origen, se indica FRANCA

c.a. 1818. De Paita a Cádiz, via México(imagen 3). El manuscrito “5” indica el porte doble a pagar por el remitente, 5 reales de plata. Como se paga en origen, se indica FRANCA

Esta carta[2] es extraordinaria por varios conceptos: el primero por la vía probablemente seguida: Lima – Paita – Acapulco – Veracruz – Cádiz. El segundo por las marcas PAITA y FRANCA, ambas desconocidas hasta la fecha y si bien tanto Colareta como Tizón citan en sus estudios sobre la prefilatelia de Perú una marca PAITA del año 1815 y 1817 respectivamente, ésta no coincide con la indicada en la imagen 3, sino con la de la imagen 4, que se adjunta más abajo, desconocemos el motivo de ello.

Estas marcas deberían corresponderse con los cuños fabricados por Ramón Montano, tal como describimos más arriba.

El hostigamiento de los navíos de la Real Renta de Correos por los movimientos independentistas, principalmente de la Armada Chilena, condujo que estos atacaran incluso el mismo puerto de Paita, tal como se demuestra en una serie de comunicaciones entre el administrador principal de Lima, Félix de la Roza y los directores generales de la Renta de Correos en Madrid.

En comunicación del 8 de julio de 1819, Félix de la Roza comunica a los DD.GG. en Madrid que el pailebote correo Guadalupe de la Real Renta había sufrido la misma suerte que el nombrado Abascal, o sea que estando fondeado en el puerto de Paita, el corsario Cochrane[3] con la Expedición Insurgente Chilena, había bloqueado el puerto, desembarcado, saqueado, quemado, e incluso se habían llevado enseres de la Estafeta de Correos, entre el 14 y el 19 de abril del mismo año. Junto con la comunicación Félix de la Roza, se incluyen varias cartas del Administrador de la Estafeta de Paita que informan de los sucesos y de las que vamos a reproducir en parte.

En la primera se informa que estando fondeados los pailebotes de la Real Renta de Correos, Sacramento y Guadalupe en la bahía de Paita, el primero listo para zarpar para Panamá con correo y el segundo en operaciones de mantenimiento de la quilla y palo mayor; el día 13 de abril de 1819, a las 5 de la tarde llegaron y fondearon en este puerto la fragata Ysabela[4] y dos bergantines insurgentes de la Expedición de Chile, y que el día siguiente entre las 6 y las 7 de la mañana desembarcaron unos 250 hombres, apoderándose del puerto sin que la guarnición[5] disparase un solo tiro, se habían apoderado de la estafeta dejando solo la marquilla de  certificar, y que habían cargado de azúcar, algodón, aguardiente, vino y otros el pailebote Guadalupe.

En otro oficio más extenso del Administrador de Paita, éste informa que la población lugareña[6] de Paita dio la enhorabuena con vítores y recibió con música a la expedición Chilena, dando gritos de “Viva la Patria” y “San Martin”. Al final del escrito el Administrador se queja de que sin garantías no puede realizar bien su cometido y propone ciertas medidas drásticas.

Otro informe relaciona el inventario de enseres saqueados por dicha expedición y que son entre otros:

-     En la Estafeta del puerto:

  • Una balanza con su marco, nueva
  • Id….id usada
  • 2 sellos, para sellar  Payta, Franca[7]
  • Par de tijeras para cortar papel
  • La pez de sellar
  • …..
  • ……

-     En la bodega del pailebote Sacramento

  • 1 fondo de bronce nuevo
  • 6 fusiles con bayonetas
  • 6 sables
  • ……….
  • ………..

Sigue otro oficio del capitán del Guadalupe, el cual explica que después de intentar luchar contra el enemigo y al ver la rendición del fuerte sin disparar un solo tiro, no tuvo más remedio también que rendirse. Después de esta incursión de la Armada Chilena, la Real Renta de Correos perdió el citado paquebote, de forma que toda la comunicación con Panamá quedaba a cargo solamente del Sacramento.

A estas comunicaciones Juan de Azaldegui[8] contesta (8-6-1819) al Administrador de Paita que se le mandarán nuevas marquillas con las inscripciones Payta y Franca y se repondrá lo necesario para el correcto funcionamiento de la oficina de la estafeta.

7 de diciembre de 1824. Envuelta con fecha de Paita a Lima con la marca PAITA tipo 2 y manuscrito “4” indicando doble porte de Paita a Lima (imagen 4).

7 de diciembre de 1824. Envuelta con fecha de Paita a Lima con la marca PAITA tipo 2 y manuscrito “4” indicando doble porte de Paita a Lima (imagen 4).

La carta de la figura 4 fue enviada dos días antes que tuviese lugar la batalla de Ayacucho que puso fin a la dominación española. En esa fecha Lima estaba bajo el dominio realista y el cuño de la marca PAITA debió ser el mencionado por Juan de Azaldegui.     Nota: Una parte de este artículo forma parte del Discurso Académico XXVIII del autor, sin embargo en el presente se han incorporado nuevas investigaciones inéditas.  

 


[1] AGI. Correos 137B
[2] Este frontal de carta procede de la colección Percy Bargoltz  y no había sido descrita con anterioridad.
[3] Thomas Alexander Cochrane (1775-1860).Marino escocés expulsado de la Marina Británica por actividades fraudulentas, se ofreció como militar de fortuna al incipiente gobierno de Chile para luchar contra la dominación española en mayo de 1817. Intervino en varias campañas en la costa del Perú bajo el mando de O’Higgins ayudando a San Martín en su lucha contra las tropas realistas.
[4] Ex-Reina María Ysabel, fragata capturada a la marina española, se rebautizó como O`Higgins, y era el puesto de mando de Crochane.
[5] La guarnición constaba de un sargento un cabo y cuatro soldados por orden del Comandante General de la Costa del Perú.

[6] “Indios” en palabras del Administrador.
[7] Subrayados en el original (n.d.a)
[8] Contador interventor de la oficina principal de Lima, ingresó en la Administración de Lima el 7 de enero de 1797 como oficial amanuense a los 17 años. AGI. Correos 113A