Actualidad, Noticias — 5 de enero de 2015

Una de cal y otra de arena

por

 

Logo SEPI

 

 

 

Suele ser una política frecuente acompañar las decisiones que puedan resultar desagradables o molestas con otras de signo contrario que atemperen o dulcifiquen su impacto social.

Correos no es una excepción.

La Federación Española de Sociedades Filatélicas (Fesofi) se congratula en un comunicado de su presidente de las buenas nuevas sobre las tarifas reducidas del coste y número de matasellos conmemorativos que puedan solicitar sus sociedades miembros. Noticia escasamente sugestiva para el coleccionista filatélico al que poco o nada le interesan ese tipo de matasellos que tanto proliferan ante toda clase de eventos ya sean de naturaleza filatélica o no. De cualquier forma bienvenida sea esta pequeña palada de cal. Lo malo es que esta medida viene acompañada de otra negativa.

 

Tarifas postales para 2015

En el cuadro que sigue a continuación se recoge la tarifa para cartas sencillas (20 gramos) y tarjetas postales en vigor el 1 de enero de 2014, la subida del 1 de junio y la actual subida en vigor a partir de 1 de enero de 2015 para los diversos destinos (España, Europa y países del resto del mundo).

Tarifas Correos aumentos 2015

A finales de 2013 Correos anunciaba la congelación de precios en las tarifas para 2014 . Mentira. Si no fue un engaño fue un error de predicción, porque el 1 de junio se aprobaban nuevos valores que suponían incrementos entre el 2,22 y el 5,3 % de las tarifas base para cartas normalizadas y ahora nos regalan nuevos aumentos del 8,70 % al 13,92 % según los destinos.

El resultado global en que en un año las tarifas han subido desde un mínimo del 11,11 % las cartas con destino fuera de Europa hasta un 20 % a las naciones europeas, pasando por casi un 12 % las nacionales.

Eso contrasta con la evolución del índice de precios al consumo (IPC) que bajo un 0,5% entre enero y noviembre con la previsión (según la última estimación de la Fundación de las Cajas de ahorro – FUNCAS-) de que a final de año el IPC anula será de -0,8 y que a lo largo de 2015 subirán un 1 %.

Desde el uso del euro (enero de 2002) la tarifa para una carta normalizada de 20 gramos ha subido un 73,91 % y la de una carta con destino a países europeos un 80%, por el contrario el IPC sólo se ha incrementado en ese mismo período el 34,25%, esto es: menos de la mitad.

Estamos, por consiguiente ante una subida que, al menos aparentemente, está fuera de todo lugar.

La única explicación de Correos es que en otros países europeos tienen tarifas más altas, como si ello fuera una justificación.

Para la Filatelia de nuevo se trata de una de cal (por cierto bien pequeñita) y otra de arena (desproporcionadamente grande).